lunes, 28 de noviembre de 2011

Con un córcel alado

A veces los viajes que se inician no son aquellos que hacen estruendo en el preparar de maletas,ni en los billetes que se compran,ni en los pañuelos que se agitan....a veces los viajes se inician con cosas insignificantes pero determinantes....Un simple pensamiento,una idea,una ilusión,una charla,una determinación,el giro en una esquina que no tocaba...
Los viajes se suponen magníficos en sus preparativos,pero la más de las veces,su semilla germina en los gestos más sencillos...como una cabalgata hacia ningún lado...como el atravesar distancias en un sueño...y la cosa va tomando forma...la forma que hace que el viaje sea una delicia...o una tortura.
Hay viajes que no son viajes,que son simplemente prisas de llegar de un lugar a otro...hay otros que son eternos...hay algunos que son un disfrute y otros que simplemente son mecánicos.
Pero siempre estamos viajando.Con la mente,con el cuerpo,con el alma,despiertos y dormidos...nuestros pies parecen no necesitar moverse a veces...y no solo existen aquéllos viajes que recorren distancias...Están los que recorren tiempo,esos que atraviesan el reloj hacia atrás y hacen que todo vuelva a ocurrir en nuestro recuerdo,como si fuera presente plus cuanperfecto.
De viajes está hecha la vida.Cuida tus pasos.
Y de paso,decirle que esta humilde reflexión,Vicente,surgió a través de mi viaje por sus poemas,que son realmente preciosos,y el cual tomo prestado,porque a esta humilde servidora las palabras a veces se le antojan huidizas y es difícil engarzarlas en un collar que deslumbre a quien las lee...y además porque una vez más le profeso mi más sentida admiración.

177 - Partidas, distancias y caminos

Vicente Herrera Márquez

Las partidas son bandadas de pañuelos,
en el viento, agitando despedidas.
Son boletos de ida con fecha conocida
que no llevan impreso el minuto del regreso.
Son vivencias, sensaciones, arraigos, desarraigos
y a veces huidas sigilosas,
que se escriben con letras indelebles
en la bitácora que registra nuestros actos.

Las distancias del espacio son pasajes,
que se guardan en bolsillos olvidados.
Son estaciones que van quedando atrás,
unidas por un hilo delgado de memoria.
Son infinitas y se alargan tanto
como duren los latidos del finito ser en su existir.
Son tiempos desechados, praderas arrasadas,
bosques talados y huertos cultivados.

Los caminos son arterias que entramados
cubren el cuerpo sinuoso del espacio.
Son un viaje por carriles ignorados,
tendidos al arbitrio sin sentido del destino.
Son travesías de valles y desiertos
que esperan el hollar y pasar de nuestros pasos.
Son una maraña de rumbos que se cruzan
y entrelazan como tela de una araña.

Las partidas, las distancias, los caminos,
son porciones de la torta de la vida.
Son cantidades abstractas que no aceptan
lógica, razón ni factores matemáticos.
Simplemente son instancias,
accidentes, casualidades o simples consecuencias.
Son ilusiones, esperanzas, mitos, creencias,
promesas, realidades y mentiras.

                                                          Vicente Herrera Márquez.
Poemas al Viento de don Vicente Herrera Márquez 

1 comentario:

Joly Méndez dijo...

La verdad es que siempre me sorprendes y como no, esta no iba a ser menos... Un saludito!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...